miércoles, 25 de enero de 2012

Presa

Me he quedado presa dentro de tus ojos,
pareces ser un hipnotista
porque me quedé fija ante tu mirada
y perdí la noción del tiempo,
me olvidé de todo lo que me rodeaba
pues ya el conjunto de las cosas a mi alrededor
se había convertido en nada, el todo lo eras tú.

No tengo que decirte mis pensamientos,
no he tenido que hablar ni un solo instante
supiste lo que sentí sin siquiera expresarlo
¿Y para qué expresarte lo evidente de estas cosas?
¿No se nota la sangre agolpada en la mejilla,
no se nota el color robado a la frente que cual
nácar parece que no le circula una gota?

Soy una presa a voluntad, claudiqué a mi libertad
por restricciones que me conceden la felicidad
que el aire de la emancipación no me da
Te otorgué mis sueños, y es por ello que cada día
estás flotando en cada uno de ellos.

¡Soy una presa, qué más da!
Tengo una cárcel a mi medida,
Justo corset que bien me va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario