viernes, 12 de marzo de 2010

Olvido

Cuando llega el olvido, no hay nada que buscar, porque el amor es como el vino...se vuelve mejor con los años. Un recuerdo eres ahora, una fuerte brisa que logró activar mis sentidos, pero ya pasó, llegó la calma. Ahora solo quedan las huellas, marcas indelebles, surcos hechos a quemarropa en el corazón. Llegó el momento del olvido, tu amor es como una lámpara encendida con poco aceite para combustión, cuya luz se extingue.